Historia de una proeza industrial, tecnológica y deportiva

Franco H. Cipolla

Más fotos, más color, más información exclusiva

El 30 de noviembre de 1966 se presentaba en sociedad el primer auto moderno diseñado y fabricado en Argentina. El escenario elegido por su fabricante, Industrias Kaiser Argentina (IKA), fue el Autódromo Municipal de Buenos Aires. Fueron invitados periodistas especializados, autoridades, concesionarios y corredores de TC, incluidos los mejores pilotos de la época. Entre los reyes indiscutidos del ambiente “tuerca” del país que dijeron “presente” en la inauguración de la era Torino estaban Carlos Löeffel, Juan Manuel Bordeu, Rubén Luis Di Palma, Roberto “Bitito” Mieres, Carlos Pairetti, Rubén Roux, Jorge Cupeiro y el futbolista Alfredo “Tanque” Rojas. Por supuesto, la gran figura del evento fue el quíntuple campeón mundial Juan Manuel Fangio.

Aunque las malas lenguas traten de sostener que el Torino “no fue un auto argentino”, esto no es cierto. “De madre estadounidense y padre italiano” –en palabras de Hugo Semperena–, la motorización, la transmisión, las suspensiones, el circuito eléctrico, el comportamiento dinámico del auto fueron desarrollados en parte importante en la planta de Santa Isabel, provincia de Córdoba.
Como nos dice Oreste Berta en la Presentación de esta edición especial: “Del Torino, algunos pueden decir que fue una derivación del Rambler American. Pero yo me pregunto: ¿qué parecido o parentesco hay entre el vehículo del cual se partió y la obra final? Si hiciéramos esta comparación, se vería que quedaron sin tocar, del auto original, sólo algunas chapas de la carrocería. Todo lo demás fue nuevo, producto del ingenio de gente que, con muchísima libertad y entusiasmo, trató de lograr un excelente automóvil. Estas páginas reflejan cabalmente este proceso”.

El Torino

Tamaño: 17 cm x 24 cm
Páginas: 244
Interior a color
ISBN: 978-987-3764-16-5

 
El Torino Edición especial 50 años
$420,00
El Torino Edición especial 50 años $420,00

Historia de una proeza industrial, tecnológica y deportiva

Franco H. Cipolla

Más fotos, más color, más información exclusiva

El 30 de noviembre de 1966 se presentaba en sociedad el primer auto moderno diseñado y fabricado en Argentina. El escenario elegido por su fabricante, Industrias Kaiser Argentina (IKA), fue el Autódromo Municipal de Buenos Aires. Fueron invitados periodistas especializados, autoridades, concesionarios y corredores de TC, incluidos los mejores pilotos de la época. Entre los reyes indiscutidos del ambiente “tuerca” del país que dijeron “presente” en la inauguración de la era Torino estaban Carlos Löeffel, Juan Manuel Bordeu, Rubén Luis Di Palma, Roberto “Bitito” Mieres, Carlos Pairetti, Rubén Roux, Jorge Cupeiro y el futbolista Alfredo “Tanque” Rojas. Por supuesto, la gran figura del evento fue el quíntuple campeón mundial Juan Manuel Fangio.

Aunque las malas lenguas traten de sostener que el Torino “no fue un auto argentino”, esto no es cierto. “De madre estadounidense y padre italiano” –en palabras de Hugo Semperena–, la motorización, la transmisión, las suspensiones, el circuito eléctrico, el comportamiento dinámico del auto fueron desarrollados en parte importante en la planta de Santa Isabel, provincia de Córdoba.
Como nos dice Oreste Berta en la Presentación de esta edición especial: “Del Torino, algunos pueden decir que fue una derivación del Rambler American. Pero yo me pregunto: ¿qué parecido o parentesco hay entre el vehículo del cual se partió y la obra final? Si hiciéramos esta comparación, se vería que quedaron sin tocar, del auto original, sólo algunas chapas de la carrocería. Todo lo demás fue nuevo, producto del ingenio de gente que, con muchísima libertad y entusiasmo, trató de lograr un excelente automóvil. Estas páginas reflejan cabalmente este proceso”.

El Torino

Tamaño: 17 cm x 24 cm
Páginas: 244
Interior a color
ISBN: 978-987-3764-16-5